Month: October 2019

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis es la forma más común de artritis también llamada enfermedad degenerativa de las articulaciones.

La osteoartritis está asociada con una lesión articular y con el proceso de envejecimiento (“desgaste”).

Las articulaciones más comúnmente afectadas son las caderas, las rodillas y la columna (cuello y espalda baja), así como los dedos y los pulgares.

Esta es una enfermedad crónica y progresiva que causa el deterioro del cartílago articular y la formación de hueso nuevo (espolones óseos) en los bordes de las articulaciones.

El cartílago y el líquido sinovial están destinados a proporcionar una transición suave y de baja fricción entre los extremos de los huesos. Cuando el cartílago pierde su elasticidad y se desgasta, el movimiento articular se vuelve menos suave.

Finalmente, el cartílago puede erosionarse por completo y los extremos óseos opuestos se frotan.

Esto conduce a un dolor en las articulaciones que puede ser intermitente o crónico, a rigidez en la mañana y después del descanso, a pequeños trozos de hueso y fragmentos de cartílago en el líquido sinovial restante, y a una pérdida de coordinación, postura y movilidad.

Es raro ver la osteoartritis en personas menores de 40 años. Más hombres que mujeres la padecen antes de los 45 años, mientras que es más común en mujeres después de los 45 años.

En general, las mujeres, particularmente las mujeres de edad avanzada, tienen más probabilidades de desarrollar que los hombres.

Se cree que esto posiblemente esté relacionado con la pérdida de la hormona menopáusica, aunque no se comprende por completo por qué, o con el estrés a largo plazo en las rodillas debido a las caderas más anchas que tienen las mujeres.

Los atletas que sufren múltiples lesiones articulares con el tiempo también pueden verse afectados por la osteoartritis.

La causa principal es mecánica, como el daño articular causado por la carrera o el exceso de peso.

Se espera que el número de casos de este padecimiento casi se duplique para el año 2020 debido a una mayor longevidad de la población general y la prevalencia de la obesidad.

Resultado de imagen para osteoartritis

El aumento de peso corporal puede causar un estrés significativo en las rodillas; tres a seis veces el peso corporal de una persona se coloca sobre las articulaciones de la rodilla durante un paso normal y único.

El exceso de peso corporal exacerba este estrés, aumentando el riesgo dentro del área de la articulación.

Ahora bien, los objetivos de las pruebas son distinguir la osteoartritis de otras formas de artritis y las causas del dolor y la rigidez en las articulaciones, y controlar los efectos secundarios de varios tratamientos.

En general, los análisis de sangre no se consideran útiles para diagnosticar la osteoartritis. Se refieren a comenzar su diagnostico utilizando el historial médico personal y familiar, un examen físico, rayos X y, en algunos casos, un examen de líquido sinovial de una articulación afectada. Las pruebas que se pueden ordenar para descartar otras afecciones y evaluar la salud de la persona.

Los rayos X en las articulaciones afectadas pueden mostrar pérdida de cartílago, daño óseo, espolones óseos y estrechamiento del espacio articular, pero con frecuencia no mostrarán cambios significativos al inicio de la enfermedad.

La resonancia magnética también se puede usarse para examinar las articulaciones afectadas.

Complicaciones en un pie diabético

Cuando se te ha diagnosticado diabetes, una de las complicaciones que puedes presentar es el el desarrollar neuropatía diabética.

La neuropatía diabética y la enfermedad vascular periférica son afecciones graves que un médico debe controlar de cerca.

Resultado de imagen para neuropatía diabética

Ambos causan complicaciones que pueden tener efectos graves y continuos. Estas complicaciones pueden incluir:

  • Úlceras o heridas en los pies que no sanan
  • Infecciones, incluidas infecciones de la piel, infecciones óseas y abscesos
  • Gangrena, cuando una infección causa la muerte del tejido
  • Deformidad del pie diabético
  • El pie de Charcot, que altera la forma de los pies a medida que los huesos del pie y el dedo del pie se mueven o rompen

A veces, los médicos pueden revertir las complicaciones como las infecciones. Sin embargo, otros incluida la gangrena, pueden provocar cambios físicos permanentes.

¿Cuándo ver a un doctor?

Las personas con diabetes deben consultar a un médico regularmente como parte de su atención.

Sin embargo, si notas cualquiera de alguno de los siguientes cambios debes buscar atención médica inmediata:

  • Cambios en el color de la piel del pie
  • Hinchazón en el pie o tobillo
  • Cambios de temperatura en los pies
  • Llagas persistentes en los pies
  • Sentir dolor o una sensación de hormigueo en los pies o tobillos
  • Uñas encarnadas
  • Pie de atleta u otras infecciones fúngicas de los pies
  • Piel seca y agrietada en los talones
  • Signos de infección

La diabetes puede causar problemas graves en los pies que pueden provocar la pérdida de los pies o las extremidades, deformidades e infecciones.

Sin embargo, es posible que una persona con pie diabético prevenga o minimice muchos de estos problemas.

Si bien controlar el azúcar en la sangre siguiendo los planes de tratamiento de diabetes recomendados es la mejor forma de prevenir estos problemas graves, el autocuidado y los controles regulares con un médico también pueden ayudar a prevenir el desarrollo de problemas.

Los problemas de los pies en la diabetes pueden ocurrir debido a un flujo sanguíneo restringido y cortes e infecciones inadvertidos que se desarrollan debido al entumecimiento en el área.

Una persona con diabetes necesita controles podológicos regulares para asegurarse de que los problemas del pie diabético no se conviertan en complicaciones.

Resultado de imagen para cuidados para los diabéticos

Si estos no son efectivos, podrían recomendar una cirugía para eliminar el tejido infectado que tiene el potencial de propagarse.

Esto puede requerir amputación por encima o por debajo de la rodilla.

Las personas con diabetes necesitan mantener sus pies limpios, someterse a un control regular y ponerse calzado de apoyo para minimizar las complicaciones y los problemas de los pies.

¿Qué otras áreas afecta la diabetes en el cuerpo?

Cuando la diabetes no está bien controlada, pueden desarrollarse complicaciones a largo plazo y afectar muchas áreas diferentes del cuerpo, además de los pies.

El azúcar no controlada puede causar otro tipo de problemas y provocar enfermedades cardiovasculares, daño renal, lesiones nerviosas en las extremidades y problemas oculares.

Resultado de imagen para lesiones nerviosas en extremidades

La diabetes también puede hacer que una persona sea más susceptible a las infecciones de la piel.

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://colegiomexicanomedfam.org.mx/2019/10">
Twitter